jueves, 14 de abril de 2011

El atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center y su impacto en materia de Gobierno Electrónico

    En ocasión del atentado terrorista cometido contra las torres del World Trade Center, se plantearon múltiples escenarios de repercusión global. Particularmente en relación al desarrollo del Gobierno Electrónico, este acontecimiento permitió plantear diversos contextos de aprendizaje. En este orden de ideas, el impacto es puntual sobre dos áreas fundamentales en materia de Gobierno Electrónico: el paradigma de la información y participación ciudadana.
     El paradigma de la información está compuesto por los modelos existentes en relación a la forma de manejar, procesar y desarrollar la información disponible tanto a nivel gubernamental como de organizaciones no gubernamentales, así como también a nivel colectivo como individual. Sobre este particular, Freeman y Soete citados por Anzil (s.f.) señalan: “El nuevo paradigma de la información está basado en un conjunto vinculado de innovaciones en computación, electrónica, ingeniería de software, sistemas de control, circuitos integrados y telecomunicaciones y difusión de información”. Como puede observarse este paradigma cobra vital importancia en materia de gobierno electrónico, no solo desde el punto de vista del desarrollo de tecnologías que posibilitan su implementación, sino porque igualmente determina cómo se va a orientar su uso, especialmente en lo referido a qué información se maneja en el seno de las instituciones y cuál es la que se va a dar a conocer a los usuarios del sistema, es decir, a la población en general.
     En relación al desarrollo de las TICS, la experiencia surgida a partir del atentado del 11 de septiembre, reafirmó la importancia para las organizaciones de contar con respaldos de seguridad para toda la información relacionada con sus actividades. Sin embargo, dados los acontecimientos estas copias no se deben limitar a un simple backup, se requiere de un sistema que brinde seguridad incluso ante una eventual destrucción de toda la infraestructura donde se encuentran ubicados los sistemas de almacenamiento. Es por ello que es necesario disponer de sistemas de información autosuficientes, que funcionen de manera integrada con dos o más ubicaciones para el hardware en distintos puntos geográficos, donde todos los elementos constituyentes se complementen y a su vez se brinden autoprotección, pudiendo actuar a manera de respaldo de seguridad de los demás y que en caso de una eventual destrucción de la planta física uno sustituya automáticamente al otro.
     En lo que se refiere a la búsqueda de soluciones a la problemática surgida a partir de la necesidad de definir el urbanismo a desarrollar en la zona cero del World Trade Center, este proceso le dio una nueva visión a la tecnología para guiar la organización de la participación ciudadana. En este sentido, se creó un portal en la web con la finalidad de involucrar a los ciudadanos de Nueva York en las actividades de planificación de la ciudad, siendo el sistema concebido para lograr la integración de ideas de toda la comunidad. Sin embargo, se creó un Comité encargado de evaluar las propuestas, cuyos miembros en base a sus principios, costumbres, creencias e intereses finalmente tomaron las decisiones correspondientes.  
     Tomando en consideración el análisis de la experiencia desarrollada por el Estado de Nueva York, desde el punto de vista de la dinámica Estado-organizaciones comunitarias se aprecia que el intercambio de información a través de los sistemas de gobierno electrónico, propicia y a su vez le confiere nuevos alcances a la conformación de redes de participación ciudadana. Al extrapolar esta experiencia al proceso de transformación profundo que se desarrolla en el país, se tiene que en efecto la implementación del gobierno electrónico permite reforzar los principios de “…cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad” señalados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Igualmente, el empleo de las TICS amplía los márgenes de acción de la participación ciudadana, aún cuando se desarrolle a nivel municipal, tal y como lo señalan Díaz, N. y Osorio, A. (2006):
Con el concurso de las tecnologías de la información y la comunicación, el espacio municipal posee un ámbito de acción local y global al mismo tiempo, en la medida en que pueden acceder a ámbitos nacionales,  regionales e internacionales para conocer otras realidades, generar nuevas ideas, y co-implementar proyectos comunitarios.


Referencias:
Oropeza, B. (2011). Disertación en relación al artículo Socio-Technologies of Assembly: Sense Making and Demonstration in Rebuilding Lower Manhattan. Monique Girard and David Stark. Actividad académica de la asignatura Gobierno Electrónico [programa de Doctorado en Ciencias Gerenciales]. Caracas: Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional.
Anzil, F. (s.f.) Paradigmas Tecnológicos. [Documento en línea] Disponible en: http://www.econlink.com.ar/paradigmas-tecnologicos [Consulta: 2011, abril 12]
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Gaceta Oficial N° 36.860). (1999, diciembre 30). [Transcripción en línea]. Disponible en: http://www.gobiernoenlinea.ve/docMgr/sharedfiles/ConstitucionRBV1999.pdf [Consulta: 2011, abril 07]
Díaz, N. y Osorio, A. (2006). El Municipio en el contexto de la Democracia Participativa y Protagónica. Gerencia y Complejidad. UNESR Gerencia 2000. 7, 101

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada